Hoy es 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia hacia las mujeres. Con motivo de esta fecha, desde la Comisión de Igualdad de Grup ATRA hemos diseñado la campaña #EmpatitzarCura #CompartirSana.

Esta campaña retrata situaciones compartidas de violencias, realidades con las que todas nos sentimos identificadas, miedos con los que convivimos y libertades que nos son coartadas por la amenaza de unas agresiones sexuales que deberían estar desterradas de una sociedad libre y democrática. La iniciativa, pero, apela también a la esperanza de un cambio. Porque #EmpatitzarCura y #CompartirSana.

#EmpatitzarCura quiere interpelar a todo el mundo, y especialmente a los hombres, como parte de la solución. Y es que el foco de la solución de las violencias machistas se sitúa en su responsabilidad y no en las mujeres que las sufren. Por eso es clave que “aprendan a identificar en ellos mismos y en su entorno […] todas aquellas actitudes y conductas que legitiman, banalizan o que directamente constituyen violencia sexual”. En vuestras manos está no tener posturas neutrales que os hacen cómplices de las violencias y permiten perpetuarlas.

Por otro lado, #CompartirSana quiere dejar espacio a compartir estas experiencias como ejercicio terapéutico y sororo, como oportunidad para visibilizar esta realidad y romper el silencio. En esta línea, en Grup ATRA disponemos de un Protocolo para la prevención y el abordaje del acoso sexual y/o por razón de sexo y de un Protocolo de detección y actuación en situaciones de violencias machistas producidas dentro y fuera del trabajo. Así como de una referente de la Comisión de Igualdad para recibir apoyo, acompañamiento y asesoramiento individual.

Como cada año, con motivo de esta fecha, la Generalitat de Catalunya, las Diputaciones de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, el Ajuntament de Barcelona, la Federació de Municipis de Catalunya, la Associació de micropobles de Catalunya y la Delegación del Gobierno en Catalunya, consensuan un manifiesto. Una declaración institucional que este año pone el foco en las violencias sexuales: “De todas las formas de violencia machista, las violencias sexuales son las más prevalentes, las más invisibilizadas y las más naturalizadas. Todo esto hace de las violencias sexuales un componente central del patriarcado. No tienen que ver con el sexo sino con el poder. El poder de cosificar, de humillar, de dominar, de disciplinar, de generar miedo y de restringir la libertad de las niñas, las adolescentes y las mujeres. […] También el poder de producir un sentimiento de vergüenza por haber sufrido una agresión sexual, el poder de responsabilizar y culpabilizar a las víctimas/supervivientes (como iba vestida, qué había consumido, en qué lugar estaba, si iba sola…) en lugar de señalar al agresor como único responsable. O el poder de poner en entredicho la intención de las denunciantes. Y, de manera capital, el poder de crear un imaginario en que las agresiones las comete un desconocido en el espacio público con perfil psicópata y depravado, a pesar de que la mayor parte de las agresiones, especialmente aquellas más graves, ocurren en espacios considerados privados y los agresores más habituales no tienen un perfil concreto. Las cometen amigos, parejas, compañeros de estudios o de trabajo, vecinos, familiares o referentes próximos”. Por eso, el Departament d’Igualtat i Feminismes de la Generalitat de Catalunya ha puesto en marcha una campaña pedagógica para construir un nuevo sentido común, ‘Por una nueva cultura del consentimiento’.

¡Porque un compromiso con la libertad de las mujeres nos hará también una sociedad más libre!

Aquí puedes descargar el póster.